Los errores más comunes de las tiendas de Instagram

Una fábrica de ideas creativas y comunicacionales

Los errores más comunes de las tiendas de Instagram

19 octubre, 2018 Marketing 0

 

En los últimos años, se han masificado exponencialmente las pequeñas y grandes empresas que utilizan Instagram como plataforma de ventas. Pese al éxito de esta nueva forma de mercado, aún existen muchos errores que, incluso los nativos digitales, siguen cometiendo.

El punto de partida recae en que entenderse en redes sociales no es lo mismo que saber de marketing. Esto genera que haya mitos de estrategias de venta en Instagram y otras plataformas virtuales que finalmente son todo lo contrario. Lo principal que se debe entender es que vivimos en una sociedad muy acelerada, e Instagram es el medio donde más se manifiesta esa tendencia a lo expedito (aunque lo explicado acá aplica para todo: redes sociales y páginas web). Por eso, es necesario entender que un potencial cliente se puede perder por el más mínimo detalle.

A continuación señalaremos los errores más comunes que puedes cometer con tu pequeña o mediana empresa virtual:

  1. No publicar el precio de tus productos

Es común encontrarse con tiendas que no publican el precio de sus productos ni tampoco responden públicamente cuando les consultan por los valores de estos en sus posts. A veces responden por mensaje directo o incluso le solicitan al cliente que lo haga. Esto es un error de marketing, pues está comprobado que mientras mayores obstáculos se le pongan al cliente para acceder al producto (esto incluye la información de éste), menos probabilidades de ventas habrá. En cambio, mientras más información haya, ya sea el precio como las especificaciones, mayor probabilidad hay de vender. Adicionalmente, esto ahorra un montón de tiempo al evitar que personas te pregunten por el precio una y otra vez, sin saber si tienen el presupuesto para comprarlo. En esa situación, tanto vendedor como cliente pierden el tiempo.
*Si tu producto es personalizado o es un servicio cuyo precio varía, se pueden publicar precios de referencia.

  1. Comunicarse sólo por una vía

En la misma línea del error anterior, existe la mala práctica de dificultar el acceso al cliente de comunicarse con la tienda. Nunca se debe descartar trabajar por mensaje directo, que suele ser el más cómodo y común por esta plataforma. Aunque sea preferible trabajar y coordinar las ventas por WhatsApp, no se le debe pedir a un cliente que contacte a un número si éste ya ha escrito por mensaje directo. Si lo hace, se le pueden aclarar las dudas por esa vía y finalmente pedirle su número para coordinar la venta, pero dejarle esta tarea a la persona es un error, pues existen probabilidades de que por flojera no lo haga. Asimismo en los posts: si a través de un comentario manifiesta la intención de comprar el producto, se le debe enviar un mensaje directo en vez de pedirle que se comunique él para evitar el riesgo de que no lo haga. Para evitar estos problemas, sugerimos que pongas el link del canal de tu WhatsApp en tu biografía y nunca impongas un correo electrónico como único medio de ventas.

  1.  Responder las dudas por interno o ignorarlas

Si un cliente pregunta algo en una foto, ¡hay que responderle allí mismo! Quizá hay más clientes que tienen la misma duda y se sentirán mucho más seguros si ya han leído la respuesta. Además, al igual que en el punto 1, esto ahorrará un montón de preguntas repetidas.

  1. Creer que sólo los “verdaderos interesados” se moverán

Esto es un resumen de todo lo anterior. No tienes que pensar en función de que los clientes deben buscar el producto, sino que el producto los debe buscar a ellos y estar a su completa disposición. Una persona puede estar muy interesada, pero con un pequeño detalle como la ausencia del precio, la obligación de contactarte sólo por una vía, e incluso dejarle “el visto” en una duda, le puede desmotivar. Esto ocurre porque vivimos en una sociedad muy acelerada, e Instagram es el espacio donde más se manifiesta ese fenómeno. Piensa siempre que el cliente es muy flojo y tú debes facilitarle las cosas. Quizá sea mucho trabajo para ti, pero si quieres hacer crecer tu negocio virtual, es la manera más efectiva de conseguirlo.

Como bonus, sugerimos utilizar las historias destacadas para optimizar todo lo anterior. Puedes crear una categoría de “Preguntas frecuentes”, “Precios”, «Tienda» y toda la información que consideres útil para hacer de tu tienda un negocio más eficiente y cómodo para los clientes.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *